Blogia
De viaje por Asia - Cronicas - Fotos - Relatos - - Siberia | China | Laos | Vietnam | Myanmar

Metamorfosis

Vietnam - Hue

Todas las fotos de Vietnam aqui en HTML o Flash

El cruce fronterizo fue bastante radical.
Como siempre en Laos, llovía. No era lluvia tropical de esa que cae con ganas y luego se acaba y despeja; sino mas bien de estilo británico. Cruzamos la frontera, atravesamos la cordillera que separa los dos países y estaba en otro planeta. El sol pegaba con furia. Por primera vez en mas de un mes veía tierra seca en vez de barro marrón oscuro. Entre las plantas (bastante menos que en Laos) se veían amarillos y marrones en vez del profundo verde uniforme. En la carretera había trafico y la gente hacia las mismas pirulas suicidas que en China en vez de circular a paso de burra...Es increíble lo que pueden hacer las montañas y no solo con el clima. La gente también era de otro planeta, tarde pronto en darme cuenta. No es que en Laos sean hermanas de la caridad. Cuando te pueden timar te timan o al menos lo intentan, pero moderadamente. En vietnam no hay moderación que valga. Mi bautizo de precios fue espectacular. El conductor de mi la primera furgoneta quería que pagase 15 dolares por un trayecto el el que los viet pagaban 3 y otros extranjeros –asiáticos eso si- pagaban 5. Aun teniendo esa información el chofer insistía muy serio que yo tenia que pagar 15. Y se enfadaba porque me resistía. Yo estaba allí para ser tangado, me gustase o no.
A pesar del primer disgusto, me alegre bastante de cambiar de país y de clima. 40 días en Laos anestesian al mas pintado y estaba encantado con la agitación. Me recordaba a China y con razón. Son primos hermanos (los vietnamitas me matarian si oyesen esto), pero han heredado lo peor de la casa. Al menos –pensaba yo- no me van a coger de susto. Los veo venir y se de que pie cojean....inocente de mi.
La gente es efervescente, nada tímida y fue fácil echarse unas risas con los locales. Después de un día en Vietnam tenia un retrato robot del personal (ojo al dato los que vivís en China). Los vietnamitas son como chinos, pero sobrexcitados y con el volumen muy alto. Agarrate. Lo perdonaba todo a cambio de la animación que me estaba sacando del sopor de Laos pero mi idilio con los viet se torció rápido.
El deporte nacional en Vietnam es timar al guiri y lo practican con verdadera pasión, casi fervor religioso. No parece un asunto de mercaderes sino de todo el mundo. Existe la convicción generalizada de que los extranjeros son todos Papa Noel y que hemos venido aquí para dar sin parar. No solo somos Papa Noel porque debemos soltar sino porque somos seres de ficción, como Mickey Mouse o Hommer Simpson y por tanto no se nos ha de tratar como a seres humanos. Se te puede acosar, se pueden reír de ti en tu cara, comentar descaradamente.....algo que seguramente no harían con un tailandes o un chino, por muy extranjeros que sean, porque se parecen por fuera. Los occidentales somos simplemente eso, dibujos animados, no personas.
Los niños que en Laos te decían timidamente sebaydee (hola) aquí son gremlins que te saltaban delante con los brazos en alto y te gritaban Heeeeeeloooo!! Helloooooo!! Hellooooooo!!!!! y te persiguen gritando algo que rima con hello y que resulto significar "dame arrrrrrgo payo". Varias madres con un niño chico en los brazos le han cogido el bracito, lo agitan para saludar y luego lo extienden para pedirte. Pero que le estas enseñado a tu hijo desgraciada! Ese es el problema. Que les parece lo normal que demos y demos y además sin mas razón. Me ha pasado en un par de ocasiones que un señor viene, me habla en viet en lo que parece algún tipo de encuentro curioso y simpático y al cabo de un rato, sin mas, sin que sea un mendigo ni me haya hecho ningún servicio, dice: “money?” A ver si cuela. Es frustrante. Comiendo en algún chiringuito minúsculo callejero, al preguntar el precio a la abueleta que lo regenta, me ha llegado a ocurrir que un transeúnte anónimo se mete en la conversacion para inventarse un precio, simplemente para evitar que la yaya me de el precio bueno. No es que vaya con el o que vaya a ganar nada, es puro vicio. Desde que entre en el país he tenido historias en hoteles, en restaurantes, con conductores de moto y el colmo, en un banco!!! Me dieron mal el cambio (20 dolares de menos), se lo dije, se rieron, me lo dieron otra vez mal (10 dolares), se lo dije, se rieron y a la tercera me lo dieron bien. Pero que es esto! Y ni siquiera se ve asomo de vergüenza o de remordimiento.... porque es UN DEPORTE!!
En toda esta historia no ayuda que el gobierno mantenga una política de doble precios en las entradas de los monumentos. Obviamente, si el estado lo hace, por que no lo va a hacer la gente? Es realmente estúpido y acaba con la paciencia del mas moderado.
A mi personalmente me cuesta disfrutar de un sito donde la gente deja de interesarme porque desconfío de todos. Lo triste de todo esto es que seguramente la mayoría de los vietnamitas son buenas personas pero hasta la fecha esa gente esta al otro lado de una barrera de cabronazos que me impide verlos.
Bueno, voy a contar algo del país para acabar con esta retahíla de despotriques.
Mi primera parada fue Hue: la ultima capital imperial. Por mucho que no les guste, los parecidos con China son evidentes. En Hue hay una ciudad prohibida (arrasada por los americanos), tumbas de emperadores, templo de Confucio.... y ademas se parecen a los de Pekin, con otro estilo, eso si. Las cosas son mas coloridas, tirando a kitsch y con un toque Japones que no se de donde viene.
En hue estuve 3 días de turisteo dando vueltas, cogiéndole el pulso al país y a la gente. A pesar de la retaila de quejas la verdad es que me lo pase bien en Hue, pero desde entonces he acumulado una montana de enfados que enturbian la memoria de esos dias. Despues de la monotonia de noodles y arroces de Laos el descubrimiento de la comida vietnamita fue una explosion de sabores y cosas nuevas. En vietnam se puede comer en todos sitios: restaurantes, mercados y lo mejor: el bordillo de la acera. Por todos lados deambulan senoras con un par de cestos al hombro cargados de sorpresas. Cuando un cliente les da el alto, se paran, montan el chiringuito (un par de banquetillas de plastico) en medio de la acera y te preparan una racion de lo que sea que preparen. Hay sopas, raviolis, arroces....todo simple, barato, fresco y delicioso. Es como una loteria. Si ves a alguien comiendo algo con buena pinta, coges una banqueta y te unes al banquete....por 20 centimos de euro!. Ademas de la comida nueva estaba el sol para subirme un poco el animo. Hue esta solo 15 km del mar y después de 40 días en la lluvia y alejado de la costa decidí que me había ganado un día de playa y relax. La playa la tuve pero el relax no es lo mio, esta visto. Alquile una moto y me fui al mar. La playa mas cercana esta en una una especia de La Manga que hay allí cerca. Es un brazo de arena que da al Pacifico por un lado y a una laguna por el otro. En una punta hay algunos chiringuitos con mucho toldo (tampoco aquí se estila el moreno) pero el resto de los 15 km son una playa virgen que los lugareños usan muy sabiamente como vertedero. El gran desarrollo urbanístico de la manga vietnamita no es de rascacielos sino de rascasuelos. En Vietnam, por encima de cualquier religion -tienen un potaje budista-taoísta-confusionista como en China- se practica el culto a los ancestros. Eso implica cuidarlos bien, hacerles ofrendas y colocarlos en lugares molones. Parece ser que las tumbas con vistas al mar son de lo mejor que uno puede darle a sus padres y abuelos. El resultado de muchos anos de enterramientos con vistas son un cementerio que se estira a lo largo de todo el brazo de tierra. Es impresionante. Debe haber cientos de miles de tumbas colocadas al azar y compitiendo en lo recargado de decoración.
Desde Hue salí hacia Hoi An, en el centro de Vietnam, pero el extremo sur de mi viaje en Vietnam. De ahí empezaría a subir hacia el norte hasta llegar a China y a Pekin. Pero en vista de lo pesao que me he puesto, lo dejo para el próximo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Leonor -

´¡Pues claro que pagamos más que los propios vietnamitas! como si a sus compatriotas no quieren cobrarles nada. Pero así y todo yo me he permitido lujos en Vietnam por un precio que aquí nos serviría tan sólo para un viaje en plan pobretón. Tal vez tuviste mala suerte o esperabas precios aun más bajos de los que hay. Lo de llamarlos cabronazos es un poco fuerte

carlos esteban -

q chido

AGP -

Hey, a mi no me timaron en Gambia!!! Son más inocentes que un episodio de los Teletubbies!!!

rut -

totalmente de acuerdo con lo de la comida vietnamita,... cuando por fin vengas a verme te llevo a una calle llena de restaurantes viet cerca de casa en londres q esta de muerte por un precio mas que razonable...eso si, aqui dejamos propina. besos!

Juanjet -

a mi me timaron como un campeon... pero soy el prototipo de guiri!! me piden 15$ y pago 12$ y estoy contento!!

q dura es la vuelta a currar despues de las vacaciones, animo!!

Juanjet

Mario -

Yo, sinceramene Nor, no noté ese espíritu timador de los vietnamitas...al menos no más que el de los chinos, jeje. Debe de ser que te trataron mu bien en Laos.
Saludos

Tao -

Si no has tenido bastante con los vietnamitas te puedes ir a que te timen a Senegal o a Gambia ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres