Blogia
De viaje por Asia - Cronicas - Fotos - Relatos - - Siberia | China | Laos | Vietnam | Myanmar

The Gibbon Experience.... O haciendo el cabra en la jungla

Laos - Luang Nam Tha / Bokeo

Voy a empezar como la penúltima vez: Eso que se ve en la esquina de la foto es mi pierna en alto, en muy muy alto, a unos 150 metros por encima de la jungla tropical. La foto esta sacada desde el medio de una tirolina de 300 m que atraviesa un valle entero. Me dijeron que no apoyase la pierna y decidí colgarme de un arnés :)
Bueno, por partes, ahora llegaremos a los arneses. Nos habiamos quedado en el kitsch tropical de Jinghong. De ahí, fui a Mengla, el pueblo fronterizo con Laos y de ahí a Luang Nam Tha. La capital de la provincia al norte de Laos. El viajecito me llevo dos dias pero el trayecto es impresionante. Tanto la parte china como la laosiana de la carretera discurren por sendas reservas naturales en zonas muy montañosas. Es un infierno de curvas pero están ultimando una superautovia que conectara en 2008 China y Tailandia pasando de refilón -a nadie le intersa- por Laos. La parte China de la autovia esta casi acabada y es la leche. Para no destrozar mucho bosque (o mas probablemente porque es lo mas barato) la están construyendo sobre pilares. Tu vas en tu autobús tartana dando mil curvas y por encima de tu cabeza andan construyendo esa especie de puente continuo de un montón de kilómetros que va a ir literalmente volando entre la jungla. Sera muy chulo.
Así, entre montanas y jungla, entre a Laos. Luang Nam Tha, mi primera parada en el país, es una capital provincial, pero no parece mas que un pueblecito. Las primeras impresión del país es que los laosianos están mas anchos que los chinos. Efectivamente, 6 millones de personas para una superficie tan grande como Inglaterra que esta cubierta de junglas y arrozales. Según los índices de desarrollo son de los mas pobres de Asia, pero no da esa impresión. Los Laosianos tocan a mucho por barba y así es mas difícil parecer pobre. Las casas no se amontonan, están mejor construidas, la gente tiene mas tierras, mas espacio y tienen mejor cara. Eso debe ser una cuestión de mentalidad nacional. Parece ser que por estas latitudes se huye del estres como de la peste. Ser feliz y divertirse es casi una obligación religiosa y la gente se aplica a ello. Los lao son dulces, hacen bromas y sobre todo, sonríen. Serán mas pobres que los chinos, pero lo llevan mejor. La segunada gran impresion fue que, para estar en un rincon del norte, alli habia muchos turistas. La mitad de los locales del lugar estaban orientados a la clientela extranjera. Parece ser que llego pero que muy tarde para ver Laos "antes de que lo estropee el turismo".
Luang Nam Tha, estando rodeada de montanas, ríos y reservas naturales, es el lugar perfecto para hacer treckings, ir a ver tribus y ese tipo de divertimentos. Como mi tobillo estaba todavía poco fino me resigne a perderme todo eso y me dedique básicamente a vegetar y a empaparme en bici bajo las tormenta tropicales que caían casi a diario. Así tres días.
Ahora, por fin, llegamos a la Gibbon Experience. En la provincia De Bokeo, cerca de Lunag Nam Tha, un francés -que debe estar como una regadera- en colaboración con las autoridades y las tribus locales ha montado una reserva en la jungla. Esta en una zona donde viven guibones, unos primates cantarines que están en peligro de extinción. Para poder financiar la reserva se han inventado unas casas en lo alto de arboles enormes donde albergan turistas que las pagan bien. Para moverse por la jungla y entre los arboles han trazado una red de senderos y tirolinas que es, en realidad, lo mejor de todo el asunto.
Antes de apuntarme les llame a preguntar si era muy exigente, si los caminos estaban bien y si tendría que andar mucho. "No es difícil!" me dijeron. Y me apunte.
Salí de Luang Nam Tha el 5 por la mañana en un autobús destartalado atestado hasta arriba. Tras 7 horas por barrizales me baje en un pueblucho en medio del camino donde tenia que pasar la noche. A la mañana siguiente, por la dirección opuesta, llego el resto del equipo con mucho retraso. Despues de dos dias lloviendo a cantaros, hasta los todo terrenos tenían problemas por esos caminos. El avance hacia la reserva siguio aun mas despacio porque solo el mas nuevo de los dos todo terrenos podía cruzar el rió con el agua por media ventana. Tuvimos que partirnos y esperar. Por fin llegamos hasta el ultimo pueblo donde había algo parecido a una carretera y desde ahí tocaba andar. Nada mas empezar nos encontramos con el primer rió para vadear a pata. Yo iba con mis vendaje, mi tobillera mis botas, mis pantalones largos que me tuve que quitar. Después de cruzar, cuando empezaba a ponerme todo otra vez y me dice un guia: "no, no, three more waters!". Al parecer el primer arroyo solo era un aperitivo, después vino el segundo, hasta la rodilla, el tercero,hasta cadera y el cuarto hasta el ombligo. Acabamos haciendo el trayecto directamente en gallumbos. A esas alturas, cruzando el rió con la mochila y la cámara en la cabeza, en calzoncillos, a la pata coja y con el agua por la barriga, me empecé a cagar en el padre de la que me había dicho que no era muy duro. Después de los ríos llegaron las montanas y la jungla. Íbamos por senderos, pero con tanta agua parecían pista de patinaje. Estuvimos subiendo y bajando una hora y finalmente llegamos a la primera tirolina. Nos calzaron el arnés, nos explicaron como hacer para no matarnos y ziiiiiiiiip deslizando por el cable a la casa numero 1. Yo nunca me había puesto un arnés ni tirado por una tirolina y fue un bautizo hardcore.
La primera tirolina es la mas corta de la reserva pero a mi me acojono igualmente. Despegas de la ladera del monte a todo leche por un cable que baja cruzando los arboles, ves como vas colgando en el vació y aterrizas en la copa de un arbol a 37 metros de altura!.
Cuando ya estábamos todos en casa 1 nos explicaron un poco el tema. La casa tenia tres niveles, tantas camas en cada nivel y nos repartíamos como queríamos. El water tipo a pulso abierto sobre el vació con una caída de zurullos de 37m. La ducha con agua que llega por gravedad desde el arrollo. Las comidas que nos traerán por cable .... Luego llego una explicación técnica de como usar los cables con seguridad y de donde se iba por cada linea.
Hay cables monte-árbol, árbol-árbol, monte-monte y el mas bestia un monte-árbol-monte de 500 metros que cruza un valle entero pivotando en un árbol gigante en el medio.
Con todos los puntos claros nos fuimos "vigilados" por los guardas (unas paisanas del pueblo de abajo que estaban la mar de monas con sus faldas tradicionales y sus arneses) a ver todas las lineas y todas las casas. El segundo y tercer día tu decidías si te querías pasar el tiempo tomando cafés tirado en la casa del árbol o si querías irte por ahí a saltar por los cables. Y eso hicimos, el cabra.
Andar dando tumbos por la jungla da hambre. Tres veces al día nos traían la comida al árbol desde la cocina en la colina. Lo que sobraba lo tirábamos por la borda. En el suelo, 37 metros mas abajo, en un cercado alrededor del tronco, tres gorrinos daban cuenta de los restos. Todo ecológico.
Siguió lloviendo todos los días que estuvimos allí pero nos dio lo mismo. He redefinido mi concepto y mis estándares de suciedad. Las prendas mas guarras que había llevado hasta la fecha, acampando en Mongolia o en las montanas del Tibet, eran trajes de primera comunión comparados con esto. Tus piernas eran atacadas desde tierra por barro, plantas mojadas y sanguijuelas. Mis botas parecían croquetas marrones hasta media pierna. La cabeza y el tronco recibían lo suyo de los cables. Las poleas girando a toda leche sobre los cables pringosos hacían saltar grasaza de mecánico de camiones en forma de aspersor. La gente tenia la cara negra, con dos agujeros por donde asomaba el color de los ojos. Se nos puso pinta de fuerzas especiales de las que se saben arrastrar bajo las alambradas. Terrible. Al final de la jornada te podías duchar y quitarte la costra. Era el gran consuelo diario. La ducha era muy cachonda, tenia paredes para separala del resto de la casa y no ensenarle el culo a tus companeros, pero no paredes exteriores....te duchabas enseñándole el pito a las copas de los arboles y ocasionalmente a alguna de las guardas que venia de la cocina por cable y te pillaba a mitad de la faena. Unas risas, nada grave.
A estas alturas os debéis andar preguntando... y los guibones?? Pues eso digo yo! Por lo visto son unos bichos muy tímidos y con los berridos que pegamos por los cables los debimos acojonar porque no les vimos el pelo. Los oímos cantar el tercer día, pero eso fue todo. De todas formas, era la excusa.

El tercer día por la mañana, sucios como pura mugre, empezamos a volver al pueblo donde nos recogería el jeep. En la casa de los guardas viven también un osezno y un macaco rescatados de unos furtivos y que ahora son parte de la familia y se apuntaron a la comitiva. Fue un momento "libro de la selva" con una fila de: persona, persona, persona, persona, mono, oso, persona.... todos cuesta abajo. Eran un par de bichos bastante cachondos. El mono saltaba de cabeza en cabeza y se ponía a despiojarte si le dejabas. El oso era del tamaño de un perro grande y aunque era jugueton daba bastante mas respeto. Yo me pase de listo acercándome a hacer fotos y casi me quedo sin pierna con un abrazo tipo koala que me dio.


Después de vadear en calzoncillos los arroyos pertinentes, y en 4x4 semi sumergido el rio de turno, volvimos a la carretera "principal". De ahí en pocas horas llegamos a Huai Xai, el pueblo donde había empezado la mayoría del grupo, en la frontera con Tailandia. Y aqui me quedo hoy.

Llevo como dos semanas de retraso contando el viaje pero las fotos las voy subiendo casi al día.... se pueden ver aquí

Las fotos no le hacen justicia a los vuelos por la jungla en tirolina. En este sitio hay gente que ha colgado los suyos para quien quiera hacerse una idea con movimiento.

A ver cuando encuentro tiempo de seguir contando. Llevo como 4 horas metido aqui para hacer esta entrada y no es plan de pasar mas horas de oficina que en si estuviera currando.

Estoy en Luangprabang. Manana voy para Vientiane y de ahi al sur de Laos y luego....... ?

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

UGG Nightfall -

The fire is the test of gold; adversity of strong men.

Denise -

Me ha encantado tu web, las fotos son alucinantes. Saludos

Albert -

Increíble tio!
Me muero de envidia sana ... o no!:-)

Por cierto al final estarás localizable en China? Yo llego la próxima semana a Suzhou y el plan es estar por allà hasta final de agosto
A ver si quedamos! Si puedes venir a mi boda, recuerda es el 26 en Suzhou...Será kitsch pero divertida!!! Y si no dime que plan tienes, y combinamos!!
Abrazo

Albert

Miguel Candel -

Hola Norber, veo que te lo estas pasando en grande por esas tierras perdidas, las fotos me gustan, espero que el pie lo tengas bueno, por aqui todos bien, con mucho calor, pero no mas que otros años,aunque de un año para otro no nos acordamos y el ultimo siempre creemos que es el peor.
Muchos besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres